viernes, 3 de septiembre de 2010

Cómo elegir un buen sujetador







Pocas mujeres son conscientes de la importancia de elegir un sujetador adecuadamente. Además de cambiar drásticamente cómo te quedan las prendas hay un aspecto más importante, la salud de nuestro pecho.

He observado en las últimas semanas, que sobretodo entre las chicas más jóvenes, la elección del sujetador prácticamente nunca es la adecuada. Aunque la realidad es que este es un problema muy extendido.

Elegir un sujetador no es fácil. Hay que combinar la belleza de la prenda, con la comodidad y ajustarnos a un determinado presupuesto. No siempre tenemos las proporciones deseadas y el pecho cambia con la edad, los embarazos y al ir cumpliendo años. Intentando que elijáis el sujetador que mejor encaje con vuestro cuerpo, aquí os pongo algunos consejos:

El contorno de la espalda. El contorno ha de quedar ajustado pero sin oprimir (salvo en los sujetadores sin tirantes que ha de ejercer un poco más de presión). El tejido ha de ser flexible y ajustable y de un ancho adecuado. Si tienes algunos kilos de más, te aconsejo que el ancho de la espalda sea mayor para evitar que salgan antiestéticos michelines en la zona. El contorno de la espalda ha de situarse en el lugar correcto, que es en línea con el pecho.

Los tirantes. Personalmente prefiero los tirantes que son de tejidos elásticos. Los que son rígidos no se ajustan bien a los movimientos y los que están hechos exclusivamente con tejidos de fantasía (puntillas, brocados, encajes...) tienden a ceder y pierden su forma. El tirante ha de ser lo suficientemente ancho como para que no se clave en tus hombros. Olvídate de acortar los tirantes en exceso para subir ópticamente el pecho. Para eso está el efecto push-up. Elige siempre tirantes que se puedan regular.

La copa. La copa es la zona del sujetador que recoge y da forma al pecho. Es importante que la copa se amolde perfectamente a la mama y que no sea más grande o más pequeña de lo que necesitamos.

Si utilizas siempre sujetadores con aros es muy importante que tengas cuidado. Revisa el estado de los sujetadores a menudo y lávalos a mano. Si el aro del sujetador rasga el tejido y asoma, es necesario que prescindas de esa prenda. Los aros pueden clavarse en el pecho y acarrear problemas.

Por supuesto, cuando practiquéis actividad física, escoged un sujetador específico para la práctica de deporte. Mientras más esfuerzo requiera el deporte, más impacto sufre el pecho y mayor sujección necesita.

Recordad que el pecho no es un músculo. Sólo se sostiene por la piel, así que es muy importante cuidar esa zona.

Os paso el link de una cadena de ropa interior fantástica. Lo innovador de esta cadena es que cuando entras a una de sus tiendas, la dependienta te elabora una ficha personal. Te toman medidas de pecho y contorno y te dicen cuál es tu talla exacta. Combinan diferentes anchos de contorno con diferentes profundidades de copa y es genial porque siempre encuentras un modelo que va perfecto contigo. Como véis en la fotografía, tienen en cuenta la firmeza y el tamaño del pecho para asesorarte personalmente. Además, los modelos son monísimos y a precios muy competitivos. ¡Espero que os guste!

www.change.com

2 comentarios:

Chussa Martín dijo...

Muy buena está información. Tienes toda la razón le damos poca impotancia a la eleccion del sugetador y es muy importante.

Genial, genial!!

Saludos

Lorena Cabrera dijo...

Gracias! :) Me encanta que te gusten mis artículos! Muak